Just another WordPress.com site

Relaciones Humanas….Todo por agradar…


LA CITA


«Complace a todos y no complacerás a nadie»Esopo
Las nuevas coordenadas del lugar que ocupamos en el mundo
las dan los ‘amigos’ -o ‘admiradores’- de nuestro perfil en Facebook.
Poco importa que se trate de amistades superficiales, y a veces
inexistentes, reducidas sólo a un intercambio de cromos con fines
meramente acumulativos. El caso es tener muchos. Aparte de otros
eventuales servicios, las redes sociales crean una fantasía de
sociabilidad, un simulacro de feed-back y de reconocimiento que colma
las ansias de los más solitarios. La búsqueda de identidad no apunta ya
hacia el centro de cada uno o al reducido círculo de los más cercanos.
Se extravía en las afueras, tendiendo lazos de relaciones virtuales que
representan a su manera una forma de aprobación.
Los sociólogos de la segunda mitad del siglo XX ya nos
advirtieron de la progresiva devaluación de las relaciones, cuando éstas
empezaron a tejerse en torno a las apariencias y en medio de las prisas
urbanas. Perdíamos amigos de los de antes -los de compromiso firme,
conversación larga y afecto incondicional- a cambio de ganar nombres en
la agenda, nombres conquistados en encuentros fugaces e intercambios
epidérmicos. El argumento de la cantidad acabó imponiéndose sobre el de
la calidad, según el modelo sugerido por los índices de audiencia
televisivos y por la constante demanda de popularidad como meta
principal de cualquier carrera hacia el éxito. Ya no importa tanto la
solvencia de los actos como el aplauso que conciten. No se trata de
alcanzar la satisfacción de la obra bien hecha, apreciada tal vez sólo
por unos pocos, sino de recibir la leve pero embriagadora caricia del
asentimiento multitudinario.
De ahí el temor a disgustar, la necesidad permanente de
complacer a todo el mundo, el diseño de estilos de conducta personales
basados en el gusto mayoritario. Somos seres sociales programados para
la colaboración, es cierto, y, en tanto que tales, necesitados de la
aprobación y el reconocimiento de nuestros semejantes. Sabemos, pues lo
recalca la psicología, que el equilibrio personal y la salud mental
dependen en muy buena medida de nuestra integración en un entorno de
relaciones suficiente. Bertrand Russell consideraba que «muy pocos
pueden ser felices sin que aprueben su manera de vivir y su concepto del
mundo las personas con quienes tienen relación social y muy
especialmente las personas con quienes viven». Nada hay de malo en
querer sentirse valorado. Agradar a la gente no siempre denota falta de
personalidad o miedo al rechazo; puede ser la consecuencia de unas
buenas habilidades para el trato, de un encanto personal, de la
observancia de las normas de respeto y cortesía.
Las respuestas asertivas, sin embargo, no pueden estar
sometidas a la presión emocional del miedo a quedar mal. Estamos
sobrevalorando el efecto pernicioso de las respuestas negativas. Nos
aterra decir que no. Nuestra mala conciencia de padres, de profesores,
de políticos o de compañeros nos impulsa a poner paños calientes para
evitar el conflicto y a fingir satisfacción cuando en realidad sentimos
desazón. Pero reconocerlo atenta contra el principio del placer,
erróneamente asociado con el de la armonía. Prohibido dar disgustos, es
decir, llevárselos. Bajo el ansia de complacer a todos late la
incapacidad para formarse un criterio propio, para tener ideas sólidas y
defenderlas, para soportar la contrariedad de una réplica o de un
rechazo.
Productos de la posmodernidad volátil y cambiante, ya no
somos únicamente aquello que queremos o intentamos ser, sino la imagen
que de nosotros se hayan formado los demás. La pérdida paulatina de
espacios íntimos nos ha dejado expuestos al juicio público, vigilados
por mil ojos a todas horas y en todos los lugares. Dado que una gran
parte de nuestra vida se desarrolla en escena, nos preocupamos más que
nunca de estar presentables a la vista de todos. Pero la actuación no
para nunca. De tanto posar de perfil para fascinar al auditorio,
acabamos como esos líderes políticos sin ideología ni principios firmes
que, a fuerza de vivir pendientes de encuestas y sondeos de intención de
voto, acaban sumidos en el fracaso de su parálisis y en el desconcierto
de sus contradicciones.
El precio es la inconformidad de la gente consigo misma.
La pérdida de la propia estima, permanentemente condicionada a una
respuesta del exterior que, al cabo, suele ser más desfavorable cuanto
menos hayamos puesto de nuestro propio criterio a la hora de tomar
decisiones. «Complace a todos y no complacerás a nadie», avisaba Esopo.
Entre la soberbia del convencido que no da su brazo a torcer y,
poniéndose el mundo por montera, hace oídos sordos a las recomendaciones
y los consejos de los otros, y la disolución de la voluntad y el juicio
de aquellos que sólo aspiran a quedar bien, hay una ancha franja donde
aún es posible ser uno mismo sin por ello enemistarse con la humanidad.
                                                                                                                               José María Romera.
Después de leer este artículo,me declaro en rebeldía total,no quiero escribir cosas para agradar a los demás,me niego a ser ya más políticamente correcta.
¿Cuántos nos conocemos por este medio de verdad?
¿Cuántos hacemos entradas de blog por convición  y cuántos las hacemos  por agradar a otras personas?
¿Cuántos hemos renunciados a ser nosotros mismos por conseguir la atención y el afecto de personas que no conocemos de nada?
¿Cuantas hemos perdido amigos de toda la vida,por estar aquí llenando espacios vacios de nuestro interior?…
No! Me niego a que una máquina controle mi vida,yo decido cuando quiero estar y cuando no.
Muchos han perdido el placer  de tomar un café entre el bullicio del gentio con el amigo(a).
Muchos han perdido el placer de pasear por una playa y aspirar el aroma del mar.
Cuando estuve en Canarias allí  prescindí de ordenador y disfruté  conversando con gente que conozco de toda la vida,las risas que me eché no se pagan con todo el oro del mundo….
Voy observando como todo este mundo de spaces  va perdiendo se esencia,antes debátiamos sobre política y demás,hacíamos campañas en apoyo de diferentes causas,así fue como yo empecé en mi primer space y sentía la unión y la solidaridad de gente anónima.
Ahora todo es desconfianza,entradas de blog que muestran nuestras  miserias y mezquindades, cada día entiendo menos y ahora entiendo porqué algunos han abandonado la plataforma….
La parte buena de extraigo de todo este mundillo de internet,es que yo soy una privilegiada,tengo a gente en mi red que aun escribe de cosas que me interesan y me importan y por eso sigo aquí dando la chapa,porque con ellos puedo ser yo misma y ellos pueden ser ellos mismos también….
Abrazos personalizados para cada uno…..
                                                              Gloria….

 

7 comentarios

  1. Chari

    Aquí en el mundo de Internet es como la vida real, ay de todo, solo que aquí se atreven a juzgarte si conocerte y se dejan llevar. Cuando dices dos verdades o tienes éxito ya una es mala. Yo aquí estoy cinco años, cuando pusieron los espacios, porque primero no existían, solo tenia mi correo. He visto de todo, como mienten, como se vende a una persona si hacer daño a nadie, vamos he vivido de todo. Pero yo gracias a Dios, lo malo, lo saco de mi vida y como tu dices, ahora estoy muy orgullosa de los amigos/as que tengo. Si me equivoco se pedir perdón. No me dejo llevar por nadie, solo si me hacen a mi personalmente, entonces los saco de mi vida, aunque luego me machaque, no comento, paso de tema, no quiero un circo y luchar por lo que no vale la pena, solo lucho, por lo que veo justo. No soy perfecta cometo mi errores, pero nunca hecho daño a nadie. La persona que me quiera como soy bien y al que no pues puerta. Eso que has puesto, es ñla vida. me gusta esta entrada. muchos besos

    17 mayo, 2010 en 10:12

  2. EOS

    Humildemente, yo pienso que cuando tomamos la decisión de crear un espacio, blog, o simplemente tratamos de compartir pensamientos o inquietudes, hemos de comenzar por ser nosotros mismos, y así reflejarlo en este mundo virtual que creamos.Para mi es ese el problema, muchos creamos un mundo virtual en el que reflejamos lo que nos gustaría ser o hacer, pero en el que realmente… ni somos ni hacemos.Hace poquito me comentabas que las palabras pueden servir para mucho bueno y también para mucho malo, todo dependiendo de la utilidad que nosotros hagamos de ellas; Pues bien, en este caso nos encontramos con lo mismo.Si sabemos utilizar esa base primordial que es "ser nosotros" encontraremos, pocas o muchas, personas que compartiran pensamientos e inquietudes, y aquellos que se encuentran descolocados terminaran por formar independientemente su propio grupo.Como tu bien dices, tengo la fortuna de que todavía existe gente que escribe y comparte temas que me gustan y llaman mi atención, por eso estoy todavia dando la barrila, pero eso si, siendo yo mismo.Bueno, no se si te he liado mas, pero así lo veo yo Gloria.Abrazos y mi deseo de que tengas una muy feliz y dulce semana.

    17 mayo, 2010 en 12:34

  3. ESPACIO

    Muy interesante reflexión . Mi espacio fue creado en un momento especial de mi existencia. Jamás pensé en agradar a los posibles lectores… Escribir en el blog es mi derecho y no una obligación que me impida dedicarme a otras cosas.A mí me sirve como deshago a múltiples inquietudes sin ser interrumpida por mi interlocutor…"Cada loco con su tema"Un saludo y felicidades por exponer un tema sociológico de interés y que invita a la reflexión.Carmen.

    17 mayo, 2010 en 16:17

  4. ઇઉღ°♥♥♫♪ Roxana ♫♪♥♥ღ°ઇઉ

    Mi querida Glorieta… Olé, me saco el sombrero por vos, hermanita.Pues si, yo tengo a las personas que quiero en mi espacio realmente en éstos momentos. Antes por caridad, por "ser políticamente correcta", mantenía muchas personas que no me aportaban nada. Y lo que me interesa precisamente, es que me aporten!! Pero que me aporten cosas buenas y positivas, de las que aprender.Ahora ando alejada de éste mundo, porque como decís, hay mucha falsedad, cositas que no me gustan… Pero cuando vuelva, lo hago con todo, jeje :)Besotes, mi hadita!!

    18 mayo, 2010 en 2:52

  5. . _

    Aplaudo esta entrada mi niña y no sabes deque forma.Mientras leia veía mis ideas plasmadas en tu blog.Es una realidad tan latente..El problema es peor todavía Gloria,al salir al exterior,al relacionarse en carne y hueso es cuando llegarán los problemas porque no sabran hablar,besar,darse a los demás totalmente.Se crea un mundo ficticio donde eres lo que quieres ser y no lo que eres realmente.Se habla de sueños y son imaginarios.Se ponen entadas que hablan de optimismo y lucha en los momentos difíciles y cuando llega el caso no se pone a pruba porque tan solo es una copia de lo que les gustaria ser.Es triste todo este mundo Gloria,hay que saber utilizarlo como aportación y canjeo de ideas,en cambio…sirve a muchas personas de mitigador de soledades y miedos.Y en el peor de los casos de psiquiatra vrtual.Te felicito amiga mía,solo tu podias postear algo así.Un abrazo enorme.

    18 mayo, 2010 en 12:22

  6. Mar de Sentimientos...

    Ay, mi niña, como Sagi, te aplaudo mil veces… Olé!!Lo has dicho claro y alto, estoy de acuerdo contigo.Pero a pesar de las falsedades, maldades, traiciones, insultos… hay gente maravillosa, como vosotras, mis amigas.Ya sabes, yo entro muy poco, porque ésto lo tomo como algo para distenderme, compartir, pero no me atornillo a la silla del ordenata… la vida real es mucho más interesante.Besines, wapa!

    18 mayo, 2010 en 15:35

  7. Lehahiah

    Llegué tarde eh?? pero llegue….cuando las cosas estan dichas de esta manera y de foma tan sencilla….solo puedo decir que todo lo que se expone es cierto…Ultimamente veo cosas que no comprendo…pero he decidido no intentar comprender, yo en mi rincón dejo un trocito de mis sensaciones o de como me siento…es como una ventana por la que sacudo mi interior….si estoy triste pues lo estoy…si tengo ganas de reir…quiero compartirlo tambien….Y me sonrio al ver todos los que te comentan….a sagi no la tengo pero ya es una gran conocida….todos son tambien mis amigos…y otros que ahora estan recuperandose de haberlos arrebatado su espacio, sin motivo sin razón un absurdo mas….Te tengo desde el principio mi hada y la señora Carmen como tu la llamas fué mi primer contacto…la invite y me acepto..creo que he tenido mucha suerte….a que si hadita…..???? pero tambien me gusta muchísimo pasar mi tiempo con mis amigos de siempre…eso…no tiene precio!!!Un abrazo muy muy fuerte….muakkkk

    19 mayo, 2010 en 23:20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s