Just another WordPress.com site

La violan y es ella la que acaba en prisión.


Una mujer afgana, condenada a 12 años de cárcel por ser violada.



El código penal afgano no reconoce la violación como un delito, pero sí el adulterio, cuyas penas oscilan entre los cinco y los quince años de prisión. 

A menudo es ”complejo” distinguir entre adulterio y violación ya que la obtención de pruebas forenses ”es muy complicado” y la palabra del hombre pesa más que la de la mujer. 

Por ello, en la mayor parte de los casos, la mujer violada oculta esta situación para evitar una posible condena que le llevaría a la cárcel.





Gulnaz sufrió la agresión a los 19 años. 

Dos años después, debe tomar la difícil decisión de si quiere seguir con su vida lejos de las rejas: contraer matrimonio con el agresor. Las mujeres en su situación, a las que se les consideran deshonradas, son a veces asesinadas por la vergüenza que produce en su comunidad que hayan pasado por esta terrible experiencia.


Encima que ese malnacido la viola, los hipócritas conservadores de la buena moral y costumbres la condenan a vivir con su agresor.

Ya lo he dicho en otra ocasiones, no existe en el mundo unas ”nadie” ”más nadie” que la mujer afgana.


Cuando los talibanes llegaron al poder, se discriminó y marginó sistemáticamente a mujeres y niñas y se violaron sus derechos humanos. Ello agravó las condiciones económicas y sociales de las mujeres y las niñas en todo el territorio nacional, en particular en las zonas controladas por los talibanes. Las mujeres y las niñas siguieron tropezando con graves limitaciones en su acceso a la educación, los servicios de atención de la salud y el empleo. Durante el régimen talibán, sólo alrededor del 3% de las niñas recibieron alguna forma de enseñanza primaria. La prohibición del empleo de la mujer también afectó a la educación de los varones, pues la mayor parte de los maestros eran mujeres. Las malas condiciones sanitarias y la malnutrición hicieron del embarazo y el parto situaciones excepcionalmente peligrosas para las mujeres afganas.


Las políticas de los talibanes también restringieron enormemente la libertad de circulación de la mujer. El hecho de que las mujeres sólo pudieran viajar acompañadas por un familiar varón complicó particularmente la situación de los hogares encabezados por mujeres y de las viudas. En mayo de 2001, los talibanes prohibieron por decreto que las mujeres condujeran automóviles, lo cual limitó aún más sus actividades. La reclusión de las mujeres en sus hogares a raíz de estas disposiciones constituyó una forma de encarcelamiento que también creó obstáculos para que las mujeres se reunieran. Si se consideraba que la aparición en público de una mujer contradecía los edictos de los talibanes, éstos la hostigaban o la sometían a castigos físicos.


Saben que me parece una vergüenza aun mayor? 

Que algunas blogueras que simpatizan con los talibanes por cuestiones políticas nieguen una y otra vez este tipo de actos contra la mujer afgana

No se que será peor si  los agresores o esas mujeres que miran para otro lado.

Son peores enemigos, de eso no me cabe ninguna duda.


Uno se puede poner en contra de la invasión militar que sufre el país, pero jamás debería estar a favor de hombres ”Que odian a las mujeres”

                                                                                   G.D.R.C


3 comentarios

  1. Mira esto no tiene calificativo..o yo no lo conozco…esto es un compendio de atrocidades de una magnitud tan grande que se me escapa …..los derechos humanos alli son papel de fumar…no existen para las mujeres…simplemente no nos consideran personas….y asi lo pienso..nos creen seres inferiores y que debemos asumir el autoritarismo del varon…ni más ni menos..y a partir de ahi..todo viene rodado,, y que no me cuenten mas milongas…el resto del mundo mira de reojo y hace que no ve…y allá se las compongan…
    Asi que no nos engañemos…en muchos lugares del mundo la igualdad esta por empezar…si si …por empezar…
    Buen post Gloria….un abrazo fuerte….muakkkk

    24 noviembre, 2011 en 13:17

  2. La innomignia y la brutalidad, imcoprensibles, hacen gala, de esas mentes monstruosas, que son realmente vergonzosas e imcomprensibles Solo digo…HASTA CUANDO?????!!!!!!! besos amiga!!!!

    24 noviembre, 2011 en 15:34

  3. Hola gloria!!
    Alguien dijo

    No es un problema de respeto a otras culturas es una cuestión de derechos humanos

    Que aberración! Se sale de lo humano estas cosas, bueno y de toda lógica. Desde luego ya que están las tropas internacionales allí, se podían dedicar un poquito a implantar el civismo judicial, ya no digo conseguir o buscar la igualdad en su población -que también pero están a años luz, sobre todo por el islam- sino instruir y enseñar, para erradicar en el mayor grado que se pueda estas atrocidades, deshumanas e injustas.

    Feliz semana
    Un beso.

    5 diciembre, 2011 en 19:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s