Just another WordPress.com site

El elefante encadenado.



Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, el enorme animal  hacía despliegue de tamaño, peso y fuerza descomunal… pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

El misterio es evidente:
¿Qué lo mantiene entonces?

¿Por qué no huye?

Cuando tenia cinco o seis años yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia:

– Si esta amaestrado, ¿por que lo encadenan?

No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.

Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca… y solo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.

Hace algunos años descubrí que por suerte para mi alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:

El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.

Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.

Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo.

La estaca era ciertamente muy fuerte para él.

Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía…

Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal acepto su impotencia y se resignó a su destino.

Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree – pobre- que NO PUEDE.

El tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer.

Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro.

Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…

5 comentarios

  1. https://i2.wp.com/i40.tinypic.com/2zf4zgh.jpgHola Glori….qué alegría verte😀 oye, que estoy de pasada “mu rápida” jjj, pero luego vengo a leerte más despacito eh? apuntado queda….mientras de dejo un regalito

    20 abril, 2012 en 16:52

    • Por cierto…he estado varias veces por preguntártelo pero al final se me va de la perola…Cuando quieras me pasas la canción del reproductor vale? y te pongo la musiquita…jo, que entrar aquí y no escuchar esa música de fondo…
      La espero😉

      20 abril, 2012 en 16:54

  2. https://i0.wp.com/nsa22.casimages.com/img/2012/04/20/120420081810732023.jpg!hola¡¡

    te deseo un feliz fin de semana
    un besazo

    20 abril, 2012 en 21:58

  3. Un ejemplo de cómo somos, de que a pesar de cómo nos eduquen, o lo que nos inculquen de pequeños…y crezcamos con ello, podemos ser lo que nosotros queremos pero siempre sacando nuestra fuerza interior. Si queremos, podemos. No debemos resignarnos y aceptar lo que no queremos ser. Ese registro hay que despertarlo y luchar por conseguirlo…
    Genial historia del elefante…y muy curiosa la verdad😉
    Un millón de besos dorados para mi hada perdida…espero que estés bien…
    Te perdí el rastro por face, ahora te siento más lejana…asi es que vuela hacia aquí más a menudo anda…que no te pierda la pista snifff
    Muakkkkkkkkkkkkkk!

    27 abril, 2012 en 13:50

  4. Chicas…Gracias por coment… y regalitos…
    Un beso

    12 mayo, 2012 en 1:59

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s