Just another WordPress.com site

Más reciente

                                         NECESITAMOS 

                                    ABRAZOS FRECUENTES

 

  CUATRO abrazos diarios para sobrevivir…

  OCHO abrazos diarios para mantenerse…

  DOCE abrazos diarios para crecer…

 

 

 

 

 

 

El animal humano necesita del contacto físico para su bienestar.

 

El abrazo es una forma muy especial de tocar.

 

HAY MUCHOS MOTIVOS PARA ABRAZAR:

  

 

Es necesario para nuestro bienestar físico y mental.

Hace que uno/a  se acepte mejor a si mismo/a y se sienta mejor aceptado por los demás.

 

 

Es un instinto, una respuesta natural a los sentimientos de afecto, compasión, alegría…

 

 

Alivia el dolor, la depresión y la ansiedad.

 

Ahuyenta la soledad.

 

Aquieta los miedos.

 

Abre la puerta a los sentimientos.

 

Fortalece la autoestima.

 

Retrasa el envejecimiento.

 

Alivia las tensiones.

 

Combate el insomnio.

 

Es democrático (es ayuda mútua)

 

Ejercita los músculos y los estira.

 

Comemos menos cuando nos alimentamos con abrazos.

 

Es una alternativa a las adicciones.

( más  vale  abrazo que cigarro alcohol o pinchazo)

 

No contamina.

 

Ahorra energía (da calor)

 

Es portátil.

 

No requiere equipos especiales, ni local especial.

 

Hace soportables los días insoportables.

 

Tiene efecto beneficioso (aún después de la separación)

 

 

¡PIDE PERMISO ANTES DE ABRAZAR!

 

 

Me gustaría darte un abrazo, si no te molesta.

 

Me vendría muy bien un  abrazo.

 

Abrázame por favor.

¿Es posible?

 

 

PUEDES HACERLO EN SILENCIO O PONERLE SONIDO…

 

Aaaah (suspirar)

 

¡Yujuuuu!

 

¡Que agradable!

 

Eres estupendo/a

 

Cuenta conmigo para lo que sea.

 

Comparto lo que sientes.

 

Ya lo siento- Lo comprendo.

 

Gracias!! Esto  es lo que necesitaba.

 

Me gustaría conocerte mejor.

 

 Hoy me contaron la historia de una mujer que pasea por los bosques de Vizcaya…

Ella abraza a los árboles, dice que se impregna de la energía que  ellos desprenden…

 

 Uno para todos(as) y todos para uno(a)

Compartamos los buenos sentimientos

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Anuncios

¿Por qué el búho sólo sale de noche?

 ¿Nunca os habéis preguntado por qué los búhos duermen de día y salen a cazar de noche? Pues este cuento os explica la razón de este comportamiento.

CUENTO TRADICIONAL  DE   JAPÓN

     Hace mucho, mucho tiempo, había un búho que trabajaba de tintorero.

Todos los pájaros acudían a él para que tiñera sus plumas de los colores más inverosímiles. El búho era tan bueno en su trabajo, que todos los pájaros estaban encantados con él. Todos excepto el cuervo, que estaba tan orgulloso de su plumaje blanco inmaculado que despreciaba su trabajo.

Pero un día, cansado de tanto blancor, el cuervo se acercó al búho y le dijo:- Tiñe también mis plumas, pero de un color único, nunca visto en un ave. 
El búho pensó mucho antes de decidir qué color usar y, finalmente, se decidió por el negro.

– Ahora tus plumas son de un color como no se ha visto antes en el cielo – dijo el búho después de haber terminado su trabajo.

Cuando el cuervo se dio cuenta de que sus plumas eran totalmente negras, como si estuviera cubierto de hollín de la cabeza a los pies, se enfadó muchísimo. Pero ya no podía hacer nada, así que se tuvo que resignar. Y a partir de entonces todos los cuervos son negros.

Pero aunque se resignaron, nunca perdonaron al búho. Cada vez que le ven, se le echan encima y, si pudieran, acabarían con él. Es por eso que los búhos decidieron dormir de día y salir a cazar de noche, cuando los cuervos están durmiendo y no corren peligro de ser atacados.

  .


Existen muchos y variados animales que son considerados y utilizados como amuletos para la buena suerte.

Dentro de esta gran variedad tenemos al búho, el cual es un ave a la que se le relaciona con la intuición y la sabiduría.

Se tiene la creencia de que el tener un encuentro de forma casual con un búho, es una excelente señal de buen augurio en todos los sentidos, pero fundamentalmente en el aspecto económico.

Es por esta creencia que las personas llevan consigo la figura del animal, ya sea como colgante, llavero, aretes, entre otras muchas opciones; ya que esperan tener una vida afortunada, no solo para sí mismos, sino también para todos los que lo rodeen.

Por otro lado, también se dice que los búhos son excelentes protectores contra el  oscurantismo y la ignorancia.

Debido a esto, es que no es difícil encontrar la representación del animal en objetos como talismanes o adornos para que las personas los puedan tener en sus hogares.

Llamador de ángeles

 
Cuenta la leyenda, que hace miles de años, un grupo de duendes buenos tuvieron que huir del bosque donde vivían en busca de un lugar alejado del peligro que les acechaba.

Pero gracias a su amistad con los ángeles, éstos les obsequiaron un colgante que dentro tenía pequeñas campanillas como símbolo de protección.

Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran en peligro o desprotegidos, agitaran el colgante para oír las campanillas, así los ángeles podían acudir en su ayuda.

Sólo impusieron una condición: su uso era personal y nunca podrían prestarlos, porque si lo hacían, la magia desaparecería y su protección con ella.

Los duendes llamaron a este objeto “Llamador de ángeles”.

A veces, al amanecer, cuando no sabemos con certeza si estamos dormidos o despiertos, o a la hora del crepúsculo cuando las sombras nos hacen dudar d nuestros sentidos, adivinamos invisibles presencias, susurros, aleteos, risas contenidas y hasta puede rozar nuestra mejilla algo que no podemos definir…son los ángeles, vienen y van, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías.

El sonido que desprende el llamador de ángeles atrae las energías angélicas para que puedas sentir su protección, apoyo y amor…

   

El cuarto Rey Mago

 

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. 

Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de oro, incienso y mirra. 

El cuarto llevaba vino y aceite en gran cantidad, cargado todo en los lomos de sus burritos.

Luego de varios días de camino se internaron en el desierto.

Una noche los  sorprendió una tormenta. 

Todos se bajaron de sus cabalgaduras, y tapándose con sus grandes mantos de colores, trataron de soportar el temporal refugiados detrás de los camellos arrodillados sobre la arena.

El cuarto Rey, que no tenía camellos, sino sólo burros buscó amparo junto a la choza de un pastor metiendo sus animalitos en el corral de pirca. Por la mañana aclaró el tiempo y todos se prepararon para recomenzar la marcha.

Pero la tormenta había desparramado todas las ovejitas del pobre pastor, junto a cuya choza se había refugiado el cuarto Rey.

Y se trataba de un pobre pastor que no tenía ni cabalgadura, ni fuerzas para reunir su majada dispersa.

Nuestro cuarto Rey se encontró frente a un dilema.

Si ayudaba al buen hombre a recoger sus ovejas, se retrasaría de la caravana y no podría ya seguir con sus Camaradas.

El no conocía el camino, y la estrella no daba tiempo que perder.

Pero por otro lado su buen corazón le decía que no podía dejar así a aquel anciano pastor. ¿Con qué cara se presentaría ante el Rey Mesías si no ayudaba a uno de sus hermanos?

Finalmente se decidió por quedarse y gastó casi una semana en volver a reunir todo el rebaño disperso. Cuando finalmente lo logró se dio cuenta de que sus compañeros ya estaban lejos, y que además había tenido que consumir parte de su aceite y de su vino compartiéndolo con el viejo.

Pero no se puso triste.

Se despidió y poniéndose nuevamente en camino aceleró el tranco de sus burritos para acortar la distancia.

Luego de mucho vagar sin rumbo, llegó finalmente a un lugar donde vivía una madre con muchos chicos pequeños y que tenía a su esposo muy enfermo. Era el tiempo de la cosecha.

Había que levantar la cebada lo antes. posible,  porque de lo contrario los pájaros o el viento terminarían por llevarse todos los granos ya bien maduros.

Otra vez se encontró frente a una decisión.

Si se quedaba a ayudar a aquellos pobres campesinos, sería tanto el tiempo perdido que ya tenía que hacerse a la idea de no encontrarse más con su caravana. Pero tampoco podía dejar en esa situación a aquella pobre madre con tantos chicos que necesitaba de aquella cosecha para tener pan el resto del año.

No tenía corazón para presentarse ante el Rey Mesías si no hacía lo posible por ayudar a sus hermanos.

De esta manera se le fueron varias semanas hasta que logró poner todo el grano a salvo.

Y otra vez tuvo que abrir sus alforjas para compartir su vino y su aceite.

Mientras tanto la estrella ya se le había perdido.

Le quedaba sólo el recuerdo de la dirección, y las huellas medio borrosas de sus compañeros.

Siguiéndolas rehizo la marcha, y tuvo que detenerse muchas otras veces para auxiliar a nuevos hermanos necesitados. Así se le fueron casi dos años hasta que finalmente llegó a Belén.

Pero el recibimiento que encontró fue muy diferente del que esperaba.

Un enorme llanto se elevaba del pueblito.

 Las madres salían a la calle llorando, con sus pequeños entre los brazos. Acababan de ser asesinados por orden de otro rey.

 El pobre hombre no entendía nada. Cuando preguntaba por el Rey Mesías, todos lo miraban con angustia y le pedían que se callara. Finalmente alguien le dijo que aquella misma noche lo habían visto huir hacia Egipto.

Quiso emprender inmediatamente su seguimiento, pero no pudo.

Aquel pueblito de Belén era una desolación.

Había que consolar a todas aquellas madres.

Había que enterrar a sus pequeños, curar a sus heridos, vestir a los desnudos.

Y se detuvo allí por mucho tiempo gastando su aceite y su vino. Hasta tuvo que regalar alguno de sus burritos, porque la carga ya era mucho menor, y porque aquellas pobres gentes los necesitaban más que él. Cuando finalmente se puso en camino hacia Egipto, había pasado mucho tiempo y había gastado mucho de su tesoro.

Pero se dijo que seguramente el Rey Mesías sería comprensivo con él, porque lo había hecho por sus hermanos.

En el camino hacia el país de las pirámides tuvo que detener muchas otras veces su marcha. Siempre se encontraba con un necesitado de su tiempo, de su vino o de su aceite.  Había que dar una mano, o socorrer una necesidad.  

Aunque tenía temor de volver a llegar tarde, no podía con su buen corazón.  

Se consolaba diciéndose que con seguridad el Rey Mesías sería comprensivo con él, ya que su demora se debía al haberse detenido para auxiliar a sus hermanos.

Cuando llegó a Egipto se encontró nuevamente con que Jesús ya no estaba allí. Había regresado a Nazaret, porque en sueños José había recibido la noticia de que estaba muerto quien buscaba matarlo al Niño. Este nuevo desencuentro le causó mucha pena a nuestro Rey Mago, pero no lo desanimó. Se había puesto en camino para encontrarse con el Mesías, y estaba dispuesto a continuar con su búsqueda a pesar de sus fracasos.

Ya le quedaban menos burros, y menos tesoros. Y éstos los fue gastando en el largo camino que tuvo que recorrer, porque siempre las necesidades de los demás lo retenían por largo tiempo en su marcha. Así pasaron otros treinta años, siguiendo siempre las huellas del que nunca había visto pero que le había hecho gastar su vida en buscarlo.

Finalmente se enteró de que había subido a Jerusalén y que allí tendría que morir. Esta vez estaba decidido a encontrarlo fuera como fuese. Por eso, ensilló el último burro que le quedaba, llevándose la última carguita de vino y aceite, con las dos monedas de plata que era cuanto aún tenía de todos sus tesoros iniciales. Partió de Jericó subiendo también él hacia Jerusalén. Para estar seguro del camino, se lo había preguntado a un sacerdote y a un levita que, más rápidos que él, se le adelantaron en su viaje. Se le hizo de noche. Y en medio de la noche, sintió unos quejidos a la vera del camino. Pensó en seguir también él de largo como lo habían hecho los otros dos. Pero su buen corazón no se lo dejó. Detuvo su burro, se bajó y descubrió que se trataba de un hombre herido y golpeado. Sin pensarlo dos veces sacó el último resto de vino para limpiar las heridas. Con el aceite que le quedaba untó las lastimaduras y las vendó con su propia ropa hecha jirones. Lo cargó en su animalito y, desviando su rumbo, lo llevó hasta una posada. Allí gastó la noche en cuidarlo. A la mañana, sacó las dos últimas monedas y se las dio al dueño del albergue diciéndole que pagara los gastos del hombre herido. Allí le dejaba también su burrito por lo que fuera necesario. Lo que se gastara de más él lo pagaría al regresar.

Y siguió a pie, solo, viejo y cansado. Cuando llegó a Jerusalén ya casi no le quedaban más fuerzas. Era el mediodía de un Viernes antes de la Gran Fiesta de Pascua. La gente estaba excitada. Todos hablaban de lo que acababa de suceder. Algunos regresaban del Gólgota y comentaban que allá estaba agonizando colgado de una cruz. Nuestro Rey Mago gastando sus últimas fuerzas se dirigió hacia allá casi arrastrándose, como si el también llevara sobre sus hombros una pesada cruz hecha de años de cansancio y de caminos.

Y llegó. Dirigió su mirada hacia el agonizante, y en tono de súplica le dijo:
– Perdóname. Llegué demasiado tarde.

Pero desde la cruz se escuchó una voz que le decía:

     – Hoy estarás conmigo en el paraíso.


Por Navidad.

Y una estrella les sirvió de luz y guía…

Y hasta aquel humilde portal llegaron , para contemplar la carita de un niño, que con el tiempo se convertiría en un hombre extraordinario…

Es tiempo de  grandes   esperanzas  y  buenos deseos sentidos desde el corazón …

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS.

“Aprenderás”, carta de William Shakespeare

 

Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma, aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad.

                                                   

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto, y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el término mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en vacío. Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

                                                    

                                                           

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma…

                                                               

                                                         

Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos para destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.



                                                                       

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes en la vida sino a quién tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir. 

                    

                              

                                  



Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian. Te darás cuenta de que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo, haciendo cualquier cosa o simplemente nada, sólo por el hecho de disfrutar su compañía.

                                                  

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decirles a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la última vez que las veamos. 

 

 

Aprenderás que las circunstancias que nos rodean tiene influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

 

 

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queremos imitarlas para mejorar. Descubrirás que lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto.

 


Aprenderás que no importa a dónde llegaste sino a dónde te diriges, y si no lo sabes cualquier lugar sirve.

 

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlan y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuán delicada o frágil sea una situación: siempre existen dos lados.


                                                            

Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias…



Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez, sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.



                                                            

Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido, que con los años vividos.


 

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti que lo que supones.

                                       


Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes, y sería una tragedia que se lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.


Aprenderás que cuando sientas rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da derecho a ser cruel. Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede. Porque hay personas que nos aman, pero que no saben cómo demostrarlo…


No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.


Aprenderás que con la misma severidad con la que juzgas, también serás juzgado y en algún momento ordenado.


Aprenderás que no importa en cuántos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que los arregles.


Aprenderás que el tiempo no es algo que puedes volver atrás, por lo tanto debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.


Entonces y sólo entonces, sabrás realmente lo que puedes soportar, que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos que cuando creías que no se podía más.


Es que realmente la vida vale más cuando tienes el valor de enfrentarla.

 


DORAAAAAA…..muackss

Para mis queridas Leha y Dora… Para que siempre la vida Las bese y les de muchos abrazos… Hoy estoy muy contenta…

De vez en cuando la vida

Joan Manuel Serrat

De vez en cuando la vida
Nos besa en la boca
Y a colores se despliega
Como un atlas,
Nos pasea por las calles
En volandas
Y nos sentimos en buenas manos;
Se hace de nuestra medida,
Toma nuestro paso
Y saca un conejo de la vieja chistera
Y uno es feliz como un niño
Cuando sale de la escuela.

De vez en cuando la vida
Toma conmigo café
Y está tan bonita que
Da gusto verla.
Se suelta el pelo y me invita
A salir con ella a escena.

De vez en cuando la vida
Se nos brinda en cueros
Y nos regala un sueño
Tan escurridizo
Que hay que andarlo de puntillas
Por no romper el hechizo.

De vez en cuando la vida
Afina con el pincel
Se nos eriza la piel
Y faltan palabras
Para nombrar lo que ofrece
A los que saben usarla.

De vez en cuando la vida
Nos gasta una broma
Y nos despertamos
Sin saber qué pasa,
Chupando un palo sentados
Sobre una calabaza.

      

La violan y es ella la que acaba en prisión.

Una mujer afgana, condenada a 12 años de cárcel por ser violada.



El código penal afgano no reconoce la violación como un delito, pero sí el adulterio, cuyas penas oscilan entre los cinco y los quince años de prisión. 

A menudo es ”complejo” distinguir entre adulterio y violación ya que la obtención de pruebas forenses ”es muy complicado” y la palabra del hombre pesa más que la de la mujer. 

Por ello, en la mayor parte de los casos, la mujer violada oculta esta situación para evitar una posible condena que le llevaría a la cárcel.





Gulnaz sufrió la agresión a los 19 años. 

Dos años después, debe tomar la difícil decisión de si quiere seguir con su vida lejos de las rejas: contraer matrimonio con el agresor. Las mujeres en su situación, a las que se les consideran deshonradas, son a veces asesinadas por la vergüenza que produce en su comunidad que hayan pasado por esta terrible experiencia.


Encima que ese malnacido la viola, los hipócritas conservadores de la buena moral y costumbres la condenan a vivir con su agresor.

Ya lo he dicho en otra ocasiones, no existe en el mundo unas ”nadie” ”más nadie” que la mujer afgana.


Cuando los talibanes llegaron al poder, se discriminó y marginó sistemáticamente a mujeres y niñas y se violaron sus derechos humanos. Ello agravó las condiciones económicas y sociales de las mujeres y las niñas en todo el territorio nacional, en particular en las zonas controladas por los talibanes. Las mujeres y las niñas siguieron tropezando con graves limitaciones en su acceso a la educación, los servicios de atención de la salud y el empleo. Durante el régimen talibán, sólo alrededor del 3% de las niñas recibieron alguna forma de enseñanza primaria. La prohibición del empleo de la mujer también afectó a la educación de los varones, pues la mayor parte de los maestros eran mujeres. Las malas condiciones sanitarias y la malnutrición hicieron del embarazo y el parto situaciones excepcionalmente peligrosas para las mujeres afganas.


Las políticas de los talibanes también restringieron enormemente la libertad de circulación de la mujer. El hecho de que las mujeres sólo pudieran viajar acompañadas por un familiar varón complicó particularmente la situación de los hogares encabezados por mujeres y de las viudas. En mayo de 2001, los talibanes prohibieron por decreto que las mujeres condujeran automóviles, lo cual limitó aún más sus actividades. La reclusión de las mujeres en sus hogares a raíz de estas disposiciones constituyó una forma de encarcelamiento que también creó obstáculos para que las mujeres se reunieran. Si se consideraba que la aparición en público de una mujer contradecía los edictos de los talibanes, éstos la hostigaban o la sometían a castigos físicos.


Saben que me parece una vergüenza aun mayor? 

Que algunas blogueras que simpatizan con los talibanes por cuestiones políticas nieguen una y otra vez este tipo de actos contra la mujer afgana

No se que será peor si  los agresores o esas mujeres que miran para otro lado.

Son peores enemigos, de eso no me cabe ninguna duda.


Uno se puede poner en contra de la invasión militar que sufre el país, pero jamás debería estar a favor de hombres ”Que odian a las mujeres”

                                                                                   G.D.R.C


COMO COMBATIR LA VIOLENCIA

SE LA DUEÑA DE TU PROPIA VIDA.

PONER LÍMITE A LO QUE NO TE GUSTA.

VIVIR LA SEXUALIDAD LIBREMENTE CON QUIEN QUIERAS Y CUANDO QUIERAS.

CONFÍA EN TU CRITERIO, SI SIENTES QUE TE AGREDEN, ES QUE SE TRATA DE UNA AGRESIÓN. (FRASES INTIMIDANTES, LENGUAJE SOEZ )

CAMBIA LAS RELACIONES DE DESIGUALDAD POR RELACIONES DE IGUALDAD.

HAY QUE PARAR A LOS AGRESORES CON NUESTRAS MANOS, PERO TAMBIÉN CON NUESTRA FORMA DE PENSAR Y NUESTRO RECHAZO.

PARA ACABAR CON LA VIOLENCIA SEXISTA TODOS DEBEMOS COLABORAR.

… ACUSA, NO TE CALLES!!


SI CONOCES ALGÚN CASO DE MALTRATO EN TU ENTORNO…

              ¡¡¡ ACTUA!!!


ÚNETE AL MOVIMIENTO SOCIAL DE TU BARRIO Y ORGANÍZATE PARA LUCHAR CONTRA LA VIOLENCIA SEXISTA.

AGREDIR A LAS MUJERES ES UN DELITO, PERO HASTA QUE CONSIGAMOS ERRADICARLO ES NECESARIO QUE SEPAMOS RECONOCER A LOS AGRESORES Y LAS SITUACIONES DE VIOLENCIA, PARA PODER ACTUAR Y DENUNCIARLAS.